Historia

En los últimos años se ha visto como las personas sordas han sido afectadas por situaciones de discriminación y marginación, careciendo de acceso a la información y comunicación en Lengua de Señas Chilena. Requiriendo con mucha urgencia mejorar la calidad de vida de las personas sordas más vulnerables asegurando su acceso a lo jurídico, la salud, la vivienda, la educación, así como también derribar las barreras de la comunicación en el entorno social de la comunidad oyente.

En el año 2011, el testimonio de un joven sordo que se acerca a nuestro Fundador pidiendo ayuda para conseguir una vivienda ya que había cumplido la mayoría de edad y no podía seguir a cargo del SENAME, se hace todo lo posible por encontrar algún Hogar de acogida, pero la mayoría de los Hogares rechazó la solicitud pues no tenían conocimiento y trato con la comunidad sorda. Se persistió en la búsqueda y se encontró al fin el Hogar Padre Lavín, por esta razón el Fundador reflexionó que hay más personas como el caso mencionado y que se han visto afectadas encontrándose en condición de extrema vulnerabilidad. Por lo sucedido el Fundador se propuso promover la superación de la extrema pobreza y satisfacer las necesidades de las personas sordas más vulnerables de este modo mejorar su calidad de vida.

En un inicio se procede a invitar a un grupo de personas que deseen sumarse a este nuevo desafío, realizándose una reunión con el objetivo de buscar financiamiento que permita brindar servicios de apoyo a las personas sordas, así es que se inician los trámites para formar una Fundación ya que en nuestro país no existe una como tal que vele por las personas sordas afectadas por la discriminación y en situación de extrema vulnerabilidad, el Fundador es el señor Christian Muñoz.

La Fundación Sordos Chilenos se convierte en una familia institucional y sobre todo un aporte importante para las personas sordas más vulnerables promoviendo cubrir las necesidades en los diversos ámbitos durante todo el ciclo de vida de estas personas, a la vez realizando campañas de difusión a la comunidad para dar conocer la existencia de una comunidad sorda que es invisible en la sociedad.